Este es el primer artículo de una serie en la que queremos compartir ideas, materiales y juguetes que ayuden a desarrollar en casa aprendizajes valiosos para niños y niñas de los 3 a 5 años.

Lo hemos hecho basándonos en los objetivos curriculares de la etapa de educación infantil (P3, P4 y P5) y este primer artículo se centra en las capacidades de comunicación.

Si quieres ver el índice de artículos, puedes hacerlo siguiendo este enlace.

Comunicarse es una de las capacidades que tu peque adquiere en sus primeros años en la escuela.

Y no sólo se trata de que aprende a hablar y a expresarse cada vez de forma más elaborada y compleja, sino que también poco a poco es capaz de identificar distintas situaciones de comunicación y desarrollarse en ellas de una forma u otra según le convenga.

El aprendizaje de los distintos lenguajes (oral, escrito, plástico, musical, corporal y matemático) es muy importante en el segundo ciclo de educación infantil, en los cursos de P3, P4 y P5.

Por eso queremos proponer distintos materiales, juegos y juguetes educativos que pueden ayudar a tu peque a desarrollar su capacidad comunicativa.

Esperamos que te sean útiles y te sirvan de inspiración.

Hablar y comunicarse

Jugar a médicos es uno de los juegos simbólicos por excelencia y ofrece un marco perfecto para que tu peque desarrolle el lenguaje oral.

Además, es un juguete idóneo para el momento actual ya que mediante este juguete tu hij@ puede comprender mejor la situación que estamos viviendo debido a la epidemia del COVID-19 y cual es la labor del personal sanitario, obviamente adaptando los mensajes y explicaciones a su edad para que pueda comprender lo que sucede sin alarmarse o tener miedo.

Este maletín del doctor de madera es muy completo. Lleva una banda textil de médico para que tu hij@ se la pueda colocar en el brazo, una jeringilla, un bote de crema y otro de jarabe, todo de madera.

También incluye un fonendo (que además funciona – ¡mi hija ha escuchado latir mi corazón con él!-), un termómetro con tres temperaturas diferentes, un pastillero con pastillas de distintos colores y una pinza para agarrarlas.

Lleva dos radiografías y un bloc de notas para anotar los datos claves del paciente (nombre, edad, temperatura, etc.). Y todo va perfectamente guardado en un práctico maletín de tela con cremallera.

Jugar a médicos es una actividad en la que tu peque aprende a formular preguntas¿cómo te encuentras? ¿te duele algo? - , también desarrolla la comprensión – no me encuentro bien, ¿me pones el termómetro? - , y aprende distintos conceptos cómo la diferencia de temperatura entre tener o no tener fiebre.

El termómetro tiene una temperatura de color verde que marca 37º, otra naranja que marca 38ª y otra de color rojo que marca 39º, cada una con una cara contenta, seria o triste para ayudar a la comprensión de lo que implica cada temperatura corporal.

Con este juego desarrollamos también la comunicación de sensaciones internas – me duele el estómago, me duele la cabeza – y ayudamos a expresar pensamientos, sensaciones y experiencias relacionados con nuestro cuerpo.

El maletín del doctor es un clásico de los juguetes infantiles ya que a todos los niños les encanta cuidar a los demás, ya sea a papá y mamá o a todos los muñecos que hay por casa.

Es una forma genial de favorecer el lenguaje oral y la comprensión de éste de forma lúdica y divertida.

>> Ver Maletín del doctor

Escuchar y comprender

La comunicación es un sistema bidireccional, no sólo se trata de que tu hij@ aprende a hablar sino que también tiene que saber escuchar y comprender lo que otras personas le dicen.

Por eso el juego “¿Quién eres?” nos parece perfecto para desarrollar la capacidad de escucha activa y de comprensión.

En este caso, además, se trata de un juego magnético por lo que es muy práctico para jugar en casa y no perder ninguna pieza y para después poderlo llevar con nosotros a cualquier lugar cuando todo esto acabe y podamos salir fuera.

Cada jugador tiene su tablero y debe colocar una de las tarjetas con la cara de un niño o niña y, por turnos, tendrá que ir haciendo preguntas al otro jugador para intentar averiguar de qué personaje se trata.

Las cruces rojas sirven para ir eliminando a los personajes que no cumplen la característica que acabamos de preguntar.

Así, si tu peque te pregunta “¿llevas gafas?” y tú respondes “no llevo gafas”, tu hijo tendrá que colocar una cruz roja sobre todos los personajes con gafas que tiene en su tablero para descartar a los niños y niñas que llevan gafas.

Y así sucesivamente con más preguntas del tipo “¿eres un niño?”, ¿”llevas sombrero?”. Siempre tienen que ser preguntas cuya respuesta sea SÍ o NO.

Es un juego ideal para favorecer la formulación de preguntas, la comprensión oral y para observar e identificar características de las personas: niño / niña, pelo moreno / pelo rubio, con gafas o sin, con sombrero o sin, con coleta o sin coleta, con jersei azul o rojo, etc.

Con este juego también favorecemos la lectura ya que cada personaje tiene un nombre, por lo que puedes ayudar a tu hij@ a identificar las letras para que aprenda a leer el nombre de cada personaje.

>> Ver ¿Quién eres? Juego magnético

El sonido de la palabra

Desde que tu hij@ nace escucha constantemente palabras a su alrededor. Tú y los que le rodeáis le habláis constantemente y eso le ayuda a empezar a vocalizar y animarse a pronunciar sus primeras palabras.

El sonido de la palabra es clave en el aprendizaje de cualquier lenguaje, por eso la mejor forma de aprender un nuevo idioma es hacer una immersión total en otra cultura y vivir situaciones en las que necesariamente tengas que utilizar ese idioma.

Las palabras forman parte de nuestra forma de relacionarnos y el juego libre es un vehículo maravilloso para que tu peque las interiorice, las manipule, las viva, en definitiva, para que las aprenda y formen parte de sus crecientes capacidades comunicativas.

Existen infinidad de materiales de juego libre que te pueden ayudar en este sentido. Uno de nuestros materiales favoritos es el set “Nins, anillas y monedas” de Grapat.

Está compuesto por 6 nins – figuras humanoides – con los colores del arco iris (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, lila), 18 monedas de los mismos colores y 36 anillas también de los mismos colores.

Podéis jugar a identificar y aprender distintas palabras con este material como por ejemplo los colores o las distintas formas.

También podéis hacer distintas pilas de anillas a distintas alturas y contar y comparar cual es más grande y cómo se relacionan entre ellas – esta es mayor que aquella o aquella es menor que esta.

Con las anillas también podéis esconder al Nin y posteriormente taparlo con monedas para buscar después dónde se esconde. A tu peque le encantará la sensación de aparecer y desaparecer, ¡es siempre una sorpresa!

Es un material ideal para desarrollar el pensamiento lógico-matemático de tu hij@ mediante la clasificación, agrupación y asociación de elementos a través del atributo color y / o forma.

A la vez, es también ideal para favorecer el pensamiento creativo y divergente, creando Mini Mundos donde los Nins realizan distintas acciones que tu peque se imagina y a las que poco a poco irá nombrando mientras enriquece su vocabulario.

Una de las cosas que más nos gusta de este material es que ofrece una gran versatilidad de juego para niños y niñas de todas las edades, desde los más pequeños alrededor de 1 año que sobretodo lo usan para la exploración sensorial hasta los de 8 años que realizan con él un increíble y completo juego simbólico.

La madera de este juguete proviene de bosques sostenibles y cada pieza ha sido pintada a mano con tintes de base agua no tóxicos y con acabados que mantienen los colores vivos y brillantes garantizando que duren muchos años.

>> Ver Nins, anillas y monedas Grapat

Leer para imaginar e interpretar el mundo

El proceso de aprender a leer es algo mágico. Tu hij@ empieza familiarizándose con las letras, con su forma, con su sonido, con su nombre y de repente un día empieza a ser capaz de descifrar este complicado código y entender la letra escrita.

A una determinada edad, tu hij@ tiene curiosidad innata por saber qué pone en todos lados y siente una gran atracción por las letras.

Por supuesto, la mejor forma de ayudar a desarrollar la capacidad lectora de tu hij@ es que le expliques cuentos y que tenga cuantos más cuentos mejor a su alcance para que por sí sol@ los pueda hojear y disfrutar cuando le apetezca.

Para tu hij@ es increíble que tús seas capaz de descodificar unos garabatos impresos en un papel y que esos dibujos se transformen en palabras que juntas explican historias, es un proceso sorprendente para él/ella con el que poco a poco se va familiarizando.

Otra forma de favorecer la capacidad de lectura es jugar con las letras, aprender a identificarlas, manipularlas y jugar a inventar palabras que las contengan para así reforzar su conocimiento y uso cotidiano.

Una propuesta muy interesante en este sentido es el puzzle AEIOU, con el que tu peque podrá construir cada una de las cinco vocales del abecedario.

Cada letra es un puzzle por si solo, además con distintos grados de dificultad y número de piezas.

Por ejemplo, la letra I se compone de 4 piezas que hay que colocar de forma vertical una encima de la otra y en cambio la letra O es un puzzle circular formado por 5 piezas.

Cada una de las letras lleva impreso un bonito dibujo con una familia de animales, el nombre de los cuales en inglés empieza igual que la letra que acabas de construir: alligator (cocodrilo) para la letra A, elefante para la letra E, iguana para la letra I, octopus (pulpo) para la letra O y unicornio para la letra U.

Además de construir cada una de las letras, después podéis usar cada puzzle como una plantilla para dibujar la letra sobre un papel y pintarla o recortarla, por ejemplo.

Podéis también jugar a buscar palabras que empiecen por cada una de esas letras o pensar en amigos y amigas que contengan estas letras en su nombre.

Entre los 3 y los 5 años es muy importante ofrecer una aproximación a la lecto-escriptura a través de juegos y propuestas lúdicas y manipulativas, para que tu peque las interiorice de forma natural y gradual.

>> Ver Puzzle AEIOU

Escribir para compartir y explicar el mundo

Leer y escribir son capacidades muy complejas que requieren del dominio de muchas habilidades a la vez. Y poco a poco según tu peque va creciendo las empieza a adquirir y a desarrollar gradualmente.

El primer paso, sin embargo, es conocer las letras del abecedario y la mejor forma de hacerlo es con el Puzzle Alfabeto.

Este puzzle incluye todas las letras del abecedario perfiladas con distintas formas para que tu hij@ juegue con ellas a encajarlas en el lugar que le corresponde en el tablero.

Aparentemente es un juego muy sencillo pero lo que nos gusta de este puzzle es que al tocar cada una de las piezas está interiorizando de forma manipulativa su forma, así que no se trata solo de un juego de encajar – que ya de por sí tiene muchos beneficios pedagógicos – sino que aporta mucho más desde el punto de vista del aprendizaje de la escritura.

Este puzzle tiene algo que nos encanta y lo diferencia de la mayoría de puzzles de abecedario de madera y es que cada letra lleva dibujado, mediante números, el patrón que hay que hacer sobre el papel para escribir cada letra.

Así, por ejemplo, para hacer la letra S esta pieza de madera lleva un número 1 arriba de todo de la forma de la letra y después una línea punteada con la silueta que hay que realizar para escribir la letra.

Y en el caso de la letra N, primero hay un número 1 que dibuja una línia de arriba abajo y después un número 2 que dibuja una línia hacia abajo y otra hacia arriba para terminar de escribir la letra. Y así con todas para que tu peque pueda practicar como se escribe cada una de ellas sobre el papel.

Debajo de cada una de las letras hay impreso un animal y su nombre – en inglés -, que siempre empieza con la letra en cuestión. Así, debajo de la letra O vemos un búho (owl en inglés) o debajo de la letra B vemos un pájaro (bird en inglés).

Es un puzzle perfecto para jugar con las letras, practicar su escritura y a la vez aprender el nombre de muchos animales.

>> Ver Puzzle Afabeto

Vivencias artísticas

El lenguaje artístico también está presente en las capacidades que se desarrollan en la educación infantil entre los 3 y los 5 años porque tiene muchos beneficios a nivel pedagógico.

Seguro que lo has comprobado por ti mism@ en casa, en algunas situaciones para tu hij@ es más fácil expresar lo que siente mediante el arte, realizando un dibujo, que mediante palabras, ya que la expresión artística es un proceso más natural y menos encorsetado que el lenguaje oral.

Es muy importante ofrecer a tu hij@ materiales y juguetes con los que pueda experimentar vivencias artísticas y desarrollar todo su potencial creativo.

Y una forma fantástica de hacerlo es mediante esta práctica pizarra de sobremesa, con la que podrá expresar todo lo que tiene en su interior.

Por un lado, es una pizarra para escribir sobre ella con tizas y por el otro lado tiene una superficie blanca que permite escribir con rotuladores de los que después se pueden borrar con rollo de papel.

Esta superficie blanca, además, es imantada por lo que podeis jugar también a poner distintos imanes, algo que entusiasma a niños y niñas de todas las edades.

Esta pizarra de madera incluye un abecedario con letras de madera imantadas, por lo que tu peque también podrá aprender las letras con ellas y construir sus primeras palabras mediante las letras imantadas y lo que él/ella escriba en la pizarra.

Además es muy práctica porque se puede poner sobre una mesa mientras se utiliza y cuando acabáis de jugar con ella se plega fácilmente y no ocupa casi espacio.

Si tu peque tiene una pizarra como ésta a su alcance te sorprenderá todo lo que es capaz de crear con su imaginación, solo con algunos rotuladores o unas pocas tizas, verás brotar la increíble creatividad de su interior y plasmarla en la pizarra, ¡le encantará!

>> Ver Pizarra de sobremesa 2 en 1

Vivencias sonoras

La música es fundamental para el bienestar en la infancia, por eso también en la educación infantil se favorecen las capacidades relacionadas con el lenguaje musical y se potencia el amor por la música.

Y la mejor forma de trabajar esta capacidad en casa es ofrecer a tu hij@ juguetes musicales con los que pueda experimentar por si mism@.

El Set Musical Estrella es un set musical súper completo que incluye distintos instrumentos de madera: una guitarra, una pandereta, una harmónica y dos maracas.

La guitarra es un instrumento que entusiasmará a tu hij@ porque puede emular a grandes artistas con ella y aprender algunas nociones básicas de cómo tocarla. Ten en cuenta, sin embargo que se trata de un juguete así que no suena como si fuera una guitarra de verdad, pero las medidas están perfectamente adaptadas para que tu peque experimente y cree música con ella.

Al tocar la guitarra tu hij@ desarrolla también la motricidad fina y la coordinación ojo – mano y requiere también de capacidades a nivel motor para que sea capaz de cogerla de una forma en la que esté cómodo y a la vez pueda hacerla sonar.

Por otro lado, la harmónica es un instrumento mágico y muy complejo con el que algunas personas son capaces de crear increíbles melodías. Es un instrumento de viento así que, a diferencia de la guitarra que es de cuerda, tu hij@ desarrollará con la harmónica capacidades relacionadas con la respiración y la expiración, así como a canalizar el aire al expulsarlo de los pulmones.

La pandereta y las maracas son instrumentos de percusión con los que tu hij@ puede crear distintos ritmos y experimentar con los sonidos como le apetezca, son aparentemente muy sencillos pero permiten crear expresiones musicales muy complejas.

Este set musical nos gusta mucho porque ofrece juguetes musicales muy diferentes para que tu peque disfrute de la música con ellos o para que podáis crear una banda familiar en casa, ¡tocando cada uno un instrumento distinto!

>> Ver Set musical Estrella

Estos días están siendo complicados si te encuentras en un piso pequeño o si no dispones de un trocito de balcón o de terraza donde tu hij@ pueda estirar un poco las piernas, saltar y correr un poco ya que la expresión corporal y el movimiento son indispensables para los niños entre 3 y 5 años.

Creo que en este confinamiento todas las camas y sofás se han convertido en el lugar favorito para realizar todo tipo de ejercicios, saltos, cosquillas, carreras y lo que haga falta, ya que los peques necesitan su dosis diaria de actividad física y movimiento.

Por eso nos encanta la tabla curva Wobbel, ya que es un material de juego con el que puedes desarrollar en casa todas las capacidades relacionadas con el movimiento corporal.

La tabla curva es un juguete de madera inspirado en la filosofía Waldorf de una forma muy sencilla: una curva. Pero esta sencillez es la que le aporta una gran potencialidad, ya que cuanto más sencillo es un material, más formas de juego ofrece.

La idea original de la tabla curva es desarollar el equilibrio. Tu peque se pone encima de ella y se balancea suavemente de un lado para otro y de esta forma aprende a compensar su cuerpo, a identificar su centro corporal, a ver el mundo desde otra perspectiva, etc.

Hacer equilibrios es algo que de forma innata nos gusta a todos, si tú lo pruebas también te encantará, ¡te lo aseguro!

Pero la tabla curva no solo sirve para hacer equilibrio, sino que ofrece muchas más posibilidades.

Si la colocamos boca abajo, en forma de puente, se convierte en un obstáculo sobre el que tenemos que saltar, o en una pasarela que nos permite pasar de un lado a otro del sofá sin tocar el suelo.

También sirve como un puente para refugiar a las muñecas y ponerlas a dormir o para hacer que los coches pasen por debajo a toda prisa.

También la podemos usar para deslizar cosas sobre su superficie o para hacer construcciones sobre ella.

O incluso para apoyar nuestros cuentos mientras leemos en la cama o en el suelo de la habitación.

Si la ponemos de lado, se transforma en un mostrador para jugar a tiendas, o para escondernos o quizá es un castillo o una fortaleza.

Si la ponemos de nuevo en su forma original, como tabla de equilibrio, podemos también tumbarnos sobre ella y mecernos suavemente para relajarnos o hacer rodar sobre ella alguna pequeña pelota o coche.

Es un material abierto que ofrece infinitas posibilidades y con el que pueden jugar niños y niñas de todas las edades.

>> Ver Tabla curva Wobbel board original natural

Esperamos haberte inspirado con este artículo para que tengas ideas de cómo desarrollar las capacidades de comunicación de tu peque en casa.

Nosotr@s seguimos realizando envíos cumpliendo con las medidas de seguridad, así que si te interesa algún material o juguete te lo podemos enviar a domicilio.

Gracias por leernos y te esperamos mañana, con una nueva entrega de esta serie, esta vez centrada en las capacidades de descubrimiento y experimentación.